Memòries del Montjuïc...
i d'altres fets esportius
Memorial Jaume Monzó
Amb la tecnologia de Blogger.
Es mostren els missatges amb l'etiqueta de comentaris Natación. Mostrar tots els missatges
Es mostren els missatges amb l'etiqueta de comentaris Natación. Mostrar tots els missatges

Carnet de Socio. Josep Cercós Moya

15 de maig 2022

Los primeros años... nadador y waterpolista

Josep Cercós Moya fue uno de los primeros infantiles que se acercaron a un Vicenç Esquiroz que, en función de entrenador, dirigía la preparación de los escasos primeros nadadores, todos varones, del Club Natació Montjuïc, en ese mes fundacional de abril del 1944. Para que nos explique sus recuerdos de aquellos tiempos y de otros aspectos de su vida de más de ochenta y seis años, nos encaminamos a la calle Nou de la Rambla, donde en el número 143 nació Josep y donde todavía reside en la casa materna este mes de julio de 2019.

Nací en 1932 y al principio iba a las instalaciones de la Plaça Reial, que es el primer recuerdo que tengo porque en realidad como éramos cuatro infantiles enseguida se dedicaron a nosotros; porque lo de los 'nanos' que subían a hacer cursillos ya viene después. Yo ya empezaba a nadar bien, porque claro tanto Boronat como Esquiroz... bueno, en realidad el que a mí me enseñó fue Boronat: a mí, al Tauler y al Navas... en realidad se dedicaron a los cuatro infantiles que nadábamos y enseguida lo asimilé.

1. Recorte del primer 'Llibre de socis' que se conserva en el C.N. Montjuïc, donde consta Josep
Cercós, inicialmente con el número 15, que posteriormente se corrige con el 16.
2. Carnet de Socio renovado en los años 60 de Josep Cercós Moya (*)
Fuente 1: Archivo del CNM
Fuente 2: Archivo JCE, fondo Josep Cercós

A mí la natación me gustaba. Nadaba bien y me iba al puerto a bañarme; enseguida cogí el estilo y a nadar... eh!; al poco tiempo vinieron los campeonatos, que el primero que recuerdo fue en Reus el mismo 1944: 'Campeonatos de Cataluña de menores de 12 años'. Fuimos y quedé segundo o tercero, que me parece que tengo por aquí las medallas, y ya empezó mi historia nadando... yo era bracista, que no había en el club... bueno, había uno que ya era grandote y que debía pensar: "Pepe me pega paliza, yo me retiro..." y quedé yo como bracista; después detrás de mí vino el Páez. A mí me gustaba mucho participar y ya empecé a hacerlo en todas las pruebas en que me solicitaban... no me saltaba ni una... y si se tenía que hacer saltos para coger puntos, también los hacía !.

Relevo de 3x100 m estilos cadetes del C.N. Montjuïc, campeón de Cataluña de 1948
en la Piscina municipal de Montjuïc. De pie Josep Cercós (braza),
Teo Poch (crol). Agachado Martinez Oliete (espalda).
Fuente: Archivo JCE, fondo Josep Cercós. Ft. SI

Mis primeros entrenadores eran algunos de los fundadores y veteranos del club, como el Esquiroz o el Boronat. Y ellos, ay! pobrecitos..., hacían lo que podían. Que podías aprender de un señor que tenía mucho interés, pero que las técnicas no las sabían muy bien... cero, cero, que Dios me perdone. Se nadaba, sí, se nadaba, pero lasde técnica nada. A mí me decían: "haz mil metros de pies y mil metros de braza..." y se acabó la historia... no teníamos técnica, nadábamos cómo podíamos... sí que agunas veces te decían pon el brazo así o asá, pero qué evolución podían tener desde su época de los años 20 ?... que todavía se nadaba el over, que yo los he visto nadando el over todavía.

A mí el que me enseñó más a nadar es Janos (Gergely). Yo seguía nadando la braza aunque quizás era mejor en espalda... en espalda hacía en 100 m 1'24" eh ! . Pero a mí me decían "Pepe, tienes que nadar el crol..." y yo el crol; "Pepe, tienes que nadar la espalda..." y yo la espalda; "tienes que hacer el waterpolo..." y el 'Pepito' hacía el waterpolo, o sea era el aprovechable. Era 'el niño aprovechable' del club. Janos viene hacia finales de los 50's y a mí me queria mucho, me defendía a tope si se ponían conmigo y les decía: "hey !, al 'Pepito' ni me lo toques"... y yo me acuerdo de esta frase: "al 'Pepito' ni me lo toques", así mismo les decía...

Con Janos sí que hacíamos series de 100 o series de 50... o por debajo del agua a ver si llegabas a los 50 metros haciendo apnea. Debían de ser mis dos últimos años o así que me hizo bajar mucho la marca. Era cuando con el Casado del Mediterráneo íbamos picados y que llegué a ganarlo, que yo hice 2'59” en 200 m. braza y él hizo un poco más... pero era muy bueno el Casado. Esto fue en la piscina del Mediterráneo, en la vieja de la calle Galileo. Allí yo bajé de los tres minutos y estaba haciendo 3'12” o 3'14, eh !... y es que era muy bueno el Janos... era muy bueno y además con un carácter !... mucho carácter...

En la piscina 'vieja' de Montjuïc. En primer término Casado,
del Mediterráneo y detrás suyo Cercós, con bañador claro.
Los otros dos nadadores no los tenemos identificados
Fuente: Archivo JCE, fondo Josep Cercós. Ft. SI

Y llegó un día en que me dije que había terminado la competición de natación y me dediqué al waterpolo. En el waterpolo bien, muy bien... nos entrenaba Clemente. Yo era delantero, que me sumergía nadando por debajo del agua y zuummm !... salía delante del portero, gritaba "Lluiiisss" y pim pam, gol !... es una jugada que me inventé yo, nadie me la enseñó y Clemente no me la quitó, que me decía: "Muy bien... 'Pepito' ha marcado". Marcaba muchos goles, eh! y no faltaba nunca, nunca... con Brascó y Lluis Puigdevall éramos los puntales del equipo... y no te lo digo para darme importancia, pero es que era así... y bueno, también estaba el Clemente que también jugaba y bien, eh !... hacía de entrenador-jugador. Brascó jugaba de 'avant-piquet', que decíamos, y distribuía muy bien el juego.

Madrid, septiembre de 1957. Cuadrangular de natación con los equipos del Parque Móvil de
Ministerios, de Madrid; C.N. Judizmendi, de Vitoria; Wassenportverein, alemán
y el C.N. Montjuïc. En la foto el equipo del Montjuïc formado por Brascó, Bonet,
A. Medina, ___, Artigas, Gracia, Romero, Pitart y Cercós de pie.
 Agachados Páez, López, Ll. Puigdevall, Abadias, J. Carabí y Martí
Fuente: Archivo JCE, fondo J. Brascó. Ftg. Agc. CIFRA

Yo era muy agresivo jugando, los tenía bien puestos. eh !... era duro, porque tú veías los defensas y siempre eran tipos fuertes, me acuerdo del Homs del Manresa que... ahh !, 200 kilos debía tener - lo dice exagerando y medio riendo -, aquello era una 'mole'... me cogía del traje de baño o me cogía de los cojones, de donde sea y cómo podía... pero yo era muy agresivo, pero con buena fe. Esto de echar al árbitro al agua y de ir a golpes y todo esto, nunca lo he hecho. A veces con el Barceloneta, que los partidos eran épicos, habían echado algún árbitro al agua. Es que en estos partidos la grada de Montjuïc se llenaba. Los palcos de la izquierda eran del Barceloneta y los de la derecha nuestros; porque entonces entrenábamos el Barceloneta a la izquierda, el Atlètic en medio y nosotros a la derecha...

Todo esto duró hasta el año 58 o 59, creo, que fué cuando me dieron la placa al 'Mérito Deportivo' del club y ya lo dejé... que por cierto la placa me la dió el Esponellà, el Barón de Esponellà. La placa no tiene tanta importancia como la que yo le doy a mi carrera en el club, porque yo me dejé la vida... me dejé la vida y me dediqué con mucha fuerza... con todo mi corazón.

Entrevista con Josep Cercós publicada en el boletín del
C.N. Montjuic, en el número 33 del mes de mayo de 1952
Fuente: Archivo JCE

Del mecánico de coches al cantante...

Explicándonos esta vertiente de su vida en el Montjuïc hemos podido comprobar cómo este 'joven' de ochenta y seis años la revive como si estos tiempos tan queridos por él ocurrieran ahora mismo. Por nuestra parte recordamos al fiel asiduo a la playa del club, de unas o dos generaciones anteriores a la nuestra, que lucía un eterno bronceado natural, mucho antes de la aparición de los soláriums, y que sin abandonar nunca su talante, amable y cordial con todo el mundo, no solía participar en los deportes que practicaban otros habituales, como el ta-ka-tano o el frontón, concentrado como estaba en su diaria absorción de vitamina D.

Mientras desarrollaba la carrera deportiva, en su casa también reclamaban de Josep la dedicación necesaria en un hogar modesto, como era el de la mayoría de la gente del Poble Sec de la época. En realidad sus padres no pertenecían a la mayoría obrera o menestral del barrio. Ambos eran actores y cantantes de zarzuela, modalidad musical que en la primera mitad del siglo XX ocupaba un lugar preeminente entre los espectáculos barceloneses; de manera que en estadísticas recogidas en los primeros años del siglo sobre todos los espectáculos que ytenian lugar en Barcelona la zarzuela proporcionó hasta casi 4.500 representaciones anuales, con un porcentaje cercano al 50% del total de espectáculos y entretenimientos de la ciudad...

Mis padres habían sido actores, cantantes de zarzuela... que teníamos cinco teatros aquí en el Paral·lel, cinco teatros... yo casi que nací con la zarzuela, me sabía todas las obras, todo el repertorio completo... o sea que a mí ya me venía de origen: tenía buena voz y me gustaba cantar. Era la época de los Calduch, Jorge Sepúlveda, Guardiola y de todos estos. Intenté ir al conservatorio del Liceu, pero los estudios costaban mucho dinero... y cómo lo pago yo?... no había ayudas ni nada. Mi madre lo intentó, por mediación de personas vinculadas a ese ambiente, pero era muy exclusivo. Si no hubiera sido por el dinero si que me hubiera gustado llegar a ser un barítono atenorado o un tenor lírico, pero bueno... da igual.

Total, que me puse a trabajar porque tenía que ayudar a mis padres. Entré de aprendiz de mecánico, pero no me gustaba hacer de mecánico. Mi jefe era un catalán de la aristocracia catalana que tenía dos talleres muy grandes y muy bonitos: un tal Farnòs Cuixart... fíjate si era catalán, catalán. A veces me decía: "que vendrás el sábado?" y yo: "no...ya sabe usted que tengo que cantar" que yo iba a cantar en salas como el Metropolitano, el Apolo, el Bahia o en el sitio en el que me pedían... Una vez que lo fui a ver , cuando ya estaba enfermo él, me decía: "a ti no te gustaba, verdad, hacer de mecánico ?" y yo: "no, señor Farnós... yo venía a trabajar y usted me hacía serrar, y yo me cansaba de serrar; usted me hacía lavar los aros y los pistones y ahí se terminaba todo" y me respondía: "ya lo sé... ya lo sé !".

Recorte del diario 'La Vanguardiaa' del 18 de diciembre de 1959, con el anuncio del fin
de fiesta para conmemorar las 100 representaciones de la revista 'A Medianoche',
con la participación de 'José Cercós del Salón Metropol',
junto a otros conocidos artistas del momento.
Fuente: Hemeroteca La Vanguardia

A mí el bolero me gustaba mucho. Vi cantar a Lucho Gatica, que vino a Barcelona... qué voz!. Cantó en el 'Teatro Cómico', cuando todavía estaba aquí en el Paral·lel junto al Condal. Y es que el Paral·lel era de una magnificencia !!... pero se ha acabado, ahora ya ha terminado. El ambiente de la noche, no sabéis lo que era... estaba el Apolo, estaba  el Hora; los 'Cafés Cantantes'... Los sábados y domingos eran una pasada, desde la calle Nou de la Rambla hasta casi la Plaça d'Espanya era todo un gentío... el cine América, el Mistral, el Avenida. Pero vosotros todo esto ya no lo habeís conocido

Por ejemplo, uno de los primeros lugares donde canté fue allí donde después estuvo el Regio, que estaba el Jardín del Bagdad que era de Bella Dorita y su compañero Narciso Alberti, el padre del nadador del 'Natació' Barcelona... y entonces a mí me contrataron para cantar en este local que era al aire libre y, según venía el viento, cuando hacían festivales en la piscina de Montjuïc me oían cantar... llegaba la voz hasta allá arriba !... y me decían: “te hemos oído cantando el 'Beguin the Beguine', Pepe...” (ríe con ganas)

A la vez que nos va explicando cómo era entonces su Paral·lel y las primeras incursiones en el mundo artístico, empieza a sonar un disco que nos ha traido grabado en los años 80's y con la voz de Cercós: “Granada, tierra soñada por mí, mi cantar se vuelve gitano cuando es para ti...” y Josep, emocionado, se traslada a recuerdos de tardes y noches de los cruceros del Caribe. La canción inmortal del mexicano Agustín Lara le sirve para seguir introduciéndonos en su mundo de artista...

Postal que recoge algunos de los cruceros de la 'Norwegian Caribean' en activo en los años 70's
y primeros ochenta, cuando Josep Cercós era el cantante de su orquesta
Fuente: Página web del Magazine 'Crucero Adicto'

... que ? no está mal eh?... me salieron contratos para irme a cantar al extranjero y pensé que aquí la natación no me da nada; ya he dejado mi infancia y mi juventud que la he dejado aquí. Con mucha satisfacción, eh ! porque han sido los mejores años de mi vida, y mira que he tenido cosas buenas y situaciones buenísimas, pero como aquellos años nada... preciosos!. Me dio salud, me dio amigos...

... la música nos sigue sirviendo de fondo a la conversación y nuevamente vuelve a sonar la voz de Pepe: “Andalucia, tierra de fantasía...”.

... éste es un disco que grabé en el barco, en el mismo barco... en directo. El director es un gran músico que vive todavía, es tres años mayor que yo: ochenta y nueve... yo era el cantante de su orquesta. El director era de 'Los Chavales de España' (**), la primera orquesta española que fue a Cuba y ya se quedó allí porque primero vino la revolución y después él se casó allí. Las canciones son todas de él, menos Granada por supuesto. El crucero duraba quince días y visitábamos todo el Caribe, menos Cuba.

Yo fui cantante melódico, de baile con orquesta, y tengo mucha satisfacción porque hacía bailar a la gente y traía un repertorio guapísimo de todos los cantantes que había en aquellos momentos. Incluso las canciones de Frank Sinatra me las sabía de memoria en inglés, y las de Aznavour en francés también... todavía tengo todos los discos en vinilo de todo el repertorio de estos cantantes. Piensa que me fui a América y estuve dos años y medio haciendo cruceros por el Caribe con la compañía esta de la Norwegian Company - ahora Norwegian Cruise Line -, hacia los años setenta y pico u ochenta. Yo soy barítono... siempre incluso de joven tenía tendencia a esta voz y llegaba al sol sostenido, llegaba, eh !...

... y para corroborarlo la canción acaba con el sol sostenido de Cercós: “...tu tierra está llena de lindas mujeres de saangreee y de soooooll!!”. Al terminar la canción una sonrisa satisfecha le llena la cara...

... bueno, una faceta mas de Pepito, eh !. Tuve problemas por mi personalidad, por cómo yo me comportaba y por cómo yo era, por mi carácter muy alegre y muy así: "...si claro, tú eres cantante y la vida de la bohemia y todo eso ..." y sí, es verdad... sí, pero cuidado: sin ofender... sabéis ?, había una cierta confusión de personalidad. Pero bueno, yo lo entendía porque como yo era así, como ya os he dicho no iba siempre con las formas, ni con las cosas establecidas, ni con las reglas sociales, no!... yo iba a la mía y si salía bien, salía... y si no pues a otra cosa.

Sendos recortes de 'La Vanguardia' de los años 1960 y 1973,
respectivamente, anunciando la actuación de Josep Cercós
en el 'Baile Metropolitano' y en la 'Sala Bahia' de Barcelona.
Fuente: Hemeroteca de La Vanguardia

El que más me entendía más era el Esquiroz, aunque el Boronat también pero era un poco más duro; pero Esquiroz no, Esquiroz me ayudaba. Me dijo una vez: "Pepe, ya has nadado ? y tal y cual..." el ya estaba enfermo..."te he querido siempre como si fueras mi hijo..." y eso se me quedó dentro porque él no tuvo hijos, no se casó. Y tengo una postal que yo le envié, no sé si fue desde Beirut o desde Siria, en Damasco, que él me contestó y me decía: "ya sabes que tú serás siempre mi preferido y que te quiero como a un hijo..." que tengo la postal guardada y un día te la enseñaré.

En el tramo final de la conversación Josep nos ha devuelto a los 'escenarios' del Club Natació Montjuïc, hablándonos del bar de Can Feliu, uno de los lugares determinantes en la fundación del club y donde también tenia su sede la coral de 'Lo Desarrollo'; o del Gimnasio de la calle Tres Llits, esquina con la Plaça Reial, donde él hizo su aprendizaje de la natación, aunque fuera en seco naturalmente, además de recibir clases de gimnasia sueca, como se llamaba en su momento (***).

De su pasión por el deporte de la natación queda la dedicación al entrenamiento casi diario y su participación en todas las competiciones para 'Masters' organizadas por clubs y federaciones. Con la parada obligada por la pandemia, este años de 2022 ha reanudado sus actividades batiendo sendos récords de España para +90 años - que ahora ya los ha alcanzado - en los 50 m libres, este pasado enero, y en los 50 braza, logrado hace pocos días en el 'Open Aquamasters' organizado por el C.N. San Andrés.


Carlos Sánchez y Josep Castellví

(*) Hay que tener presente que este primer 'Llibre de socis' conservado en el archivo del C.N. Montjuïc está fechado a 30 de septiembre de 1957 y es, por tanto, una transcripción de los documentos originales, no conservados. En relación al carné de socio de Josep Cercós se trata claramente de una renovación del original hecha ya en los años sesenta, como se deduce del hecho de que estos documentos cambiaban década a década la tercera cifra: 194_, 195_ o, como es el caso, 196_, donde se ha sobreescrito el 44.

(**) Las primeras décadas del siglo XX proliferaron las orquestas privadas que acompañaban a cantantes melódicos, de jazz o de cualquier otro estilo musical. La de 'Los Chavales de España' fue fundada en 1940 por una serie de jóvenes de Barcelona y sus alrededores. En 1948 comienzan a hacer 'Las Américas' debutando en el 'Tropicana' de la ciudad de La Habana, en Cuba, e inician su periplo por el nuevo continente. El director musical de los cruceros de la 'Norwegian Caribean', donde Josep Cercós estuvo contratado por más de tres años, provenía, sin duda, de esta agrupación.

(***) Este recuerdo de Josep Cercós no corresponde al Club Natació Montjuïc, sino al Club Esportiu Mediterrani, que disfrutó de este primer piso del n. 3 de la calle Tres Llits, en la esquina con la Plaza Real, durante algunos años previos a su traslado al 'Vapor Vell' de la calle Galileo. Lo que demuestra que Josep Cercós, a pesar de no ser fundador, proviene indirectamente del Mediterráneo aunque él no recuerda que fuera socio, sino sólo un usuario del gimnasio.

Boletín. La última gran fiesta deportiva de la Folch y Torres...

18 d’abr. 2022


La piscina de Folch y Torres, la 'casa grande' del Montjuïc, en sus treinta y seis años de vida activa pudo celebrar decenas de actos deportivos de primer nivel. Desde campeonatos de España de natación y waterpolo, absolutos o por categorías, hasta campeonatos de Cataluña y encuentros internacionales de natación y/o waterpolo; además de varias competiciones de natación con aletas y otras especialidades subacuáticas.

Pero cómo, desgraciadamente, todo tiene un final a la Folch y Torres le llegó el momento de celebrar el último gran campeonato deportivo, en este caso de natación. Se trata de lo que figura en el boletín del club como en el 'XVIII Campeonato de España Junior de Natación', disputado los días 20, 21 y 22 de febrero de 1998.

Páginas centrales del boletín del C.N. Montjuïc n. 388 de mayo de 1998
Fuente: Archivo JCE

El boletín del Club Natació Montjuïc que a lo largo de casi treinta años había tenido una periodicidad mensual, en este 1998 hace años que sale 'un poco cuando se puede'. El número siguiente a éste - el 289 - no aparece hasta el mes de diciembre del mismo año, siete meses después. También su contenido ha variado por razones diversas y comprensibles; hay más secciones en el club y las menciones de las actividades son más reducidas. La mayor parte de las de la entidad, tanto las deportivas como las sociales, llevan años desplazando el centro de gravedad del club a la Zona Deportiva; quizá por eso la piscina de Folch i Torres recibe una atención del boletín manifiestamente mejorable.

En este caso no se da ningún tipo de resultados ni de participantes. La información se limita al contenido de esta doble página donde, eso sí, se 'profetiza' que:

"La vieja piscina se puso de gala para recibir a los participantes en uno de los posibles últimos actos de alto nivel que le quedan a esta instalación, poco tiempo antes de su remodelación." (*)

Gracias a otras fuentes podemos realizar una aproximación a lo que fueron estos últimos campeonatos. Sabemos que tuvieron una muy alta participación, con un total de 357 deportistas, 194 chicos y 163 chicas. Estas nadadoras y nadadores correspondían a casi cien clubs y asociaciones venidas de todo el territorio español. De éstos puntuaron hasta 59 entidades en la clasificación masculina y 51 en la femenina.

CUADRO 1. CLASIFICACIONES DEL CAMPEONATO

Fuente: Elaboración propia

Como podemos ver, los juniors del Montjuïc hicieron un brillante papel, clasificándose en segundo lugar en la puntuación conjunta y ganando en la femenina. Las nadadoras y nadadores del C.N. Montjuïc clasificados en los tres primeros puestos de las pruebas fueron los siguientes:

CUADRO 2. NADADORAS Y NADADORES CLASIFICADOS EN LOS TRES PRIMEROS PUESTOS DE LOS CAMPEONATOS, CON POSICIONES Y MARCAS

Fuente: Elaboración propia

Una posible explicación del desequilibrio entre las clasificaciones masculinas y las femeninas se encuentra en que, al menos en aquellos años, el primer equipo masculino tenía una edad media que superaba la correspondiente a los campeonatos juniors, mientras que en el caso de las chicas una gran parte del equipo absoluto se correspondía con las edades de esta competición.

En su caso también la revista CROL, de la RFEN, publicó información correspondiente a esta competición:

En la página 19 del n. 361 de la Revista CROL, correspondiente al primer trimestre
del año, se informa de los récords de los campeonatos conseguidos en
Folch y Torres con el fondo de una fotografía de la piscina.
Fuente: Archivo JCE

Como queda reflejado en el recuadro de CROL, de los nueve récords de los campeonatos mejorados tres lo fueron por nadadoras del Montjuïc, que como sucedió a lo largo de casi toda la década de los noventas eran entrenadas por Jordi Murio; uno de individual para Anna Morgades en los 100 libres y dos de relevos en los de 4x100 libres y 4x100 estilos.

Memòries del Montjuïc

(*) Ojalá hubiera llegado esta anunciada remodelación. La triste realidad es que sólo cuatro años más tarde el ayuntamiento de Barcelona, mediante los servicios correspondientes, cerraban con tranquera y cerrojo la Folch y Torres y se quedaban sin sus servicios un buen puñado de socios 'de abajo' y otros abonados en la instalación. Pero de este lamentable hecho ya hablaremos en otra ocasión.

/
© Infinity. All Rights Reserved | © RL Disseny Gràfic