Memòries del Montjuïc...
i d'altres fets esportius
Memorial Jaume Monzó
Amb la tecnologia de Blogger.
Es mostren els missatges amb l'etiqueta de comentaris Sprints.e. Mostrar tots els missatges
Es mostren els missatges amb l'etiqueta de comentaris Sprints.e. Mostrar tots els missatges

Sprints. Más sobre la piscina de 'Folch i Torres'

27 d’abr. 2022

De la calle Reina Amàlia a la plaza Folch i Torres...

El antiguo nombre de plaza de la Reina Amàlia nunca ha existido en el nomenclátor de la ciudad de Barcelona. El solar resultante del derribo de la que había sido desde 1839 la 'cárcel vieja' de Barcelona, ​​en 1936, adoptó para referirse al mismo el nombre de la calle que lo delimiotaba, la aún existente calle de la Reina Amalia (*).

El derribo de la prisión de la Reina Amalia de julio y agosto de 1936
Fuente: Archivo Nacional de Cataluña Ft. Pérez de Rozas

Con este nombre 'prestado' se conoció el mencionado solar que había ocupado gran parte del espacio resultante del derribo, como puede verse en este gráfico:

Fuente plano: Colectivo 'SomAtents'. Exposición 'Memoria sobre una prisión olvidada' (2016).
Fuente cuadro: 'Garrot', de Ramón Casas reflejando el espectáculo de una ejecución pública
en el 'Pati dels Corders' (1894). Museo nacional Reina Sofía, Madrid.

No fue hasta el año 1963 que, finalmente, un acuerdo municipal del 17 de agosto adoptó para la mencionada plaza el nombre de Josep Maria Folch i Torres (**). Unos meses más tarde se procedió a la colocación de las placas correspondientes, quedando ya para siempre identificado el espacio que debía ocupar la piscina municipal usufructuada por el Club Natació Montjuïc con el nombre de Folch i Torres.

De la piscina financiada por los asociados del club a la piscina municipal...

Sabemos que el proceso para la construcción de la piscina de Folch i Torres durará dieciocho años, desde 1948 hasta 1966. A juzgar por la documentación disponible, la intención primera y sostenida en el tiempo fue la de que el ayuntamiento pusiera a disposición del Club Natació Montjuïc un solar de las dimensiones adecuadas donde construir la piscina cubierta del club con el compromiso de que sus propios asociados asumirían el coste de la construcción. Es decir, se pretendía calcar el modelo que había seguido el Club Natació Barcelona para construir la histórica piscina de la 'Escullera' contando con la cesión de los terrenos por parte de la 'Junta de Obras del Puerto' de Barcelona.

Siendo presidente Joan Boronat Carner, en 1949 se crea la Comisión Pro Piscina, para la que se cuenta con el empuje decidido que viene dando al club un personaje poco conocido, como es el caso de Enric Gomis Tizón. Médico de profesión, se ofrece a los directivos del momento para colaborar en el seguimiento médico de los deportistas y alumnos de los cursillos, a la vez que con su optimismo desbordante se propone potenciar esta nueva comisión.

El Dr. Gomis Tizón pasando la revisión médica a cursillistas del club
Fuente. Archivo del CNM. Ft. SI

En el boletín nº 74 de noviembre de 1955 se publica un perfil del doctor Gomis señalando que:

"Hombre joven, curtido en la práctica del deporte es un entusiasta de la natación y, como es lógico, de la obra que viene desarrollando nuestra entidad... Todo ello ha podido llevarse a cabo gracias al entusiasmo del doctor don Enrique Gomis Tizón, inaccesible al desaliento.Por todo ello es lógico que en estos momentos de firmes esperanzas al logro de esta ansiada piscina cubierta, el Boletín de nuestro Club dedique un sentido elogio a nuestro médico y amigo."

Unos años antes se han puesto en marcha algunos de los mecanismos que se prevén para la financiación con medios propios de la futura piscina cubierta de la Reina Amalia, entre otros:

  • Campañas de recogida de fondos y venta de lotería de Navidad en actos públicos: partidos de fútbol, ​​Día del Club y otros actos sociales
  • Reuniones y compromisos con empresarios y comerciantes del Poble Sec y del 'Distrito V' para conseguir apoyo ante el ayuntamiento y, en su momento, participar en la financiación
  • Acuerdo con una entidad bancaria para la obtención de un préstamo de un millón de pesetas para la construcción de la piscina

Para el primero de ellos se cuenta con la colaboración de las primeras entidades deportivas de fútbol del país, como son el F.C. Barcelona y el R.C.D. Espanyol, que permiten la recogida de fondos en sus estadios y la instalación de 'mesas petitorias' para facilitar esta recaudación y la venta de lotería de Navidad, encabezadas por algunos de los artistas de la época, como Mary Santpere, Carmen de Lirio, Carlitos Pous y otros conocidos actores.

Recortes de 'El Mundo Deportivo' de los días 26 de noviembre y 3 de diciembre,
respectivamente informando de las tareas de recogida de fondos para la
construcción de la piscina cubierta de la Reina Amalia
Fuente: Hemeroteca Mundo Deportivo

En estas tareas destacan la colaboración de lo que en aquellos años se conocía como en la 'Sección femenina' del club, compuesta tanto por las deportistas como por las compañeras y esposas de buena parte de los fundadores, dirigentes y ex-deportistas de la entidad. En un artículo del boletín del club Salvador Martínez Martí, que será algunos años directivo de la entidad, reconoce los méritos de su participación:

Recorte del boletín nº 17, de enero de 1951 alabando la colaboración de las chicas 
de la entidad en la labor de captación de fondos para la piscina cubierta
Fuente: Archivo JCE

En el contexto de la campaña de promoción para la construcción de esta instalación un factor importante fue el de conseguir reunir el apoyo de los comerciantes y vecinos del Poble Sec y del distrito quinto, que en gran número firmaron lo que se llamó 'Un álbum de firmas' que fue entregado al alcalde de Barcelona, ​​Antoni M. Simarro, en mayo de 1956.

Recorte de 'El Mundo Deportivo' del 25 de mayo de 1956, haciendo mención
de la entrega del álbum de firmas al alcalde de Barcelona
Fuente: Hemeroteca Mundo Deportivo

Esta intención de ser los socios quienes cargaran con el coste de las obras de la piscina de la Reina Amalia se mantuvo hasta bien entrada la resolución de la demanda planteada en 1948. De este hecho son testigo decenas de artículos de prensa, entrevistas de prensa y radio, artículos del boletín y cualquier otro medio de expresión, como las muy habituales pancartas que se exhibían aquellos años en los actos organizados por el club, especialmente en la piscina de Montjuïc.

Foto tomada en una de las múltiples actividades del club en la piscina de Montjuïc
reivindicando la necesidad de la instalación de la Reina Amalia.
Fuente: Archivo del CNM, Ft. Bert

Incluso cuando ya desde la llegada de Joan Antoni Samaranch como concejal de deportes en 1956 se confirma que el ayuntamiento se orienta hacia la construcción por sus medios de las piscinas cubiertas para después cederlas en usufructo a los clubs de natación, las comunicaciones del club y de sus directivos siguen enfocados hacia su primera opción:

1. Recorte de 'El Mundo Deportivo' del 31 de octubre de 1957 con las declaraciones
de Jaume Florensa, vicepresidente del club, defendiendo la opción de la
construcción de la piscina cubierta con los medios propios del club
Fuente: Hemeroteca Mundo Deportivo
2. Editorial del boletín nº 105 del mes de junio de 1958 presentando a los socios la disyuntiva
entre ambas opciones. Muy posiblemente fué escrito escrito por Vicenç Esquiroz
que desde hacía unos meses que había regresado a la presidencia del club
Fuente: Archivo JCE

En la entrevista realizada en 'El Mundo Deportivo' a Jaume Florensa se produce el siguiente diálogo entre el periodista Josep M. Miedes y el entrevistado:

"JMM. Económicamente: con qué cuenta el C.N. Montjuïc para llevar a cabo dicha construcción ?"

F. Ese es nuestro secreto, amigo, y como secreto... Lo cierto es que el Club Natación Montjuïc no quiere, como se ha venido diciendo, que el Ayuntamiento le construya su piscina... Las piscinas no han de ser simples cuerpos de cemento. Han de tener su alma, el club que las anime y las mueva... Y los clubs han de aportar igualmente un esfuerzo económico con la ayuda de sus incondicionales."

Referente a la editorial del boletín, sólo unos días antes el presidente Esquiroz remachaba el clavo de la construcción por medios propios en entrevista radiofónica emitida en 'Radio Nacional de España' y reproducida en el boletín nº 104 de mayo de 1958:

"RNE. Suponganos que el ayuntamiento os cede o vende los terrenos: ¿estaríais dispuestos a construir la piscina?

V.E. Desde luego; ya te he dicho que el Club Natación Montjuïc sólo desea las facilidades que se dieron al Club Natación Barcelona en el año 1922 y estas no son otras que unos terrenos partiendo del principio que esta piscina estaría al servicio de los niños de las escuelas y de la juventud del distrito... Y por otra parte esa piscina de la Reina Amalia puede representar muchísimo en esa renovación que en todos los aspectos se pretende dar al Distrito V, procurando que el sol y el aire entre en ese barrio del que se dijo que vivía sin la sonrisa de Dios, quizá porque estaba abandonado a su suerte."

A pesar de la voluntad reiteradamente manifestada, la capacidad de los asociados del Montjuïc de aquellos años para hacerse cargo del coste de la construcción de la ansiada piscina era muy escasa; teniendo en cuenta que se contaba con alrededor de 1000 socios y una gran mayoría de ellos eran de edades infantiles o juveniles. Era común la queja de que una vez terminada su carrera deportiva, alrededor de poco más de veinte años, gran parte de los deportistas del club se daban de baja.

El caso es, sin embargo, que los sucesivos concejales de deportes del ayuntamiento de Barcelona llevaban tiempo procurando la construcción de piscinas en los barrios de la ciudad. En 1953 se inaugura el primer equipamiento acuático de la ciudad desde la piscina de Montjuïc de 1929. Se trata de la piscina municipal de Horta, descubierta. Más adelante vendrá la piscina cubierta cedida al C.N. Poble Nou (1960); la piscina cubierta cedida en el C.N. Montjuïc (1966); y, cerrando este primer ciclo, la también cubierta del Paseo Marítimo, que recaerá en el C.N. Barceloneta (1969).

Recorte de 'El Mundo Deportivo' del 26 de julio de 1953 que destaca las
palabras del concejal de deportes, Carlos Pena, remarcando que se trata
de la primera de las piscinas a construir en los barrios de la ciudad.
Fuente: Hemeroteca Mundo Deportivo

Una vez resuelta la cuestión de la piscina cubierta del Club Natació Montjuïc y con la entidad disfrutando de la concesión municipal, un buen número de los fundadores y directivos no demasiado conformes con la sensación de que la entidad estaba de 'alquiler' en Folch y Torres, buscaron la forma de disfrutar de un patrimonio propio del Montjuïc. Este deseo dará lugar a la creación de una Comisión de Patrimonio, que en los años venideros participará en la consecución que la que se llamará 'Ciudad Deportiva' del Club Natació Montjuïc... pero eso ya será motivo de otra entrada.

Memòries del Montjuïc


(*) María José Amalia de Sajonia (1803-1829) fue reina de España como tercera esposa de Fernando VII (1784-1833) al casarse en octubre de 1819, con sólo dieciséis años. Fue criada en un convento de monjas debido a la muerte de su madre poco después del parto.

Fuente: Retrato al óleo de la Reina Amàlia realizado por Vicent López y Portaña. Colección del 'Museo del Prado' de Madrid


(**) Josep Maria Folch i Torres (1880-1950), escritor, novelista y autor de teatro, fue muy reconocido por sus colaboraciones en la revista infantil 'Patufet', donde publicó la sección 'Pagines viscudes entre los años 1915 y 1938. Consistían en pequeños cuentos sobre hechos cotidianos que después de publicadas en la revista fueron recogidas en forma de libros por la editorial Llibreria Baguñà en diferentes volúmenes.

Fuente de la ilustración: Portada del volumen nº 1 de 'Pàgines viscudes' de Josep Mª Folch i Torres, con dibujos de Joan G. Junceda. Librería Bagunà 1915, Barcelona

Sprints. Una junta directiva sometida a investigación ?...

19 de gen. 2022

A raíz del proceso que hemos visto en la entrada dedicada a 'El 'Chipirón' y la tercera fundación...' toda la junta directiva del Club Natació Montjuïc del momento - a finales del año de 1949 - pasó por un proceso de investigación a cargo del 'Servicio Provincial de Información e Investigación', organismo perteneciente al partido único de la FET y de las JONS. En este 'Sprints' explicaremos un poco mas este proceso.

El deporte bajo control político

Como hemos visto en otras partes de este blog, la victoria de los alzados contra la II República Española dio paso a la estructura de la 'Nueva España' que ponía el conjunto de la sociedad española bajo el control del nuevo estado totalitario. El deporte, claro, no se escapó de esta situación. Por el contrario, fue uno de los aspectos con que los nuevos dirigentes quisieron mostrar la solidez del nuevo régimen. Cabe recordar que el COE había sido integrado en la 'Delegación Nacional de Deportes', dependiendo de la 'Secretaría General del Movimiento', cuyo máximo responsable era un componente más del consejo de ministros. Fue así aunque este estricto control político fuese contrario al propio COI, tal y como señala el historiador Carles Santacana Torres cuando escribe que:

"No es necesario señalar que esta composición contravenía toda la reglamentación propia del COI, que recogía que ni sus representantes ni los comités olímpicos nacionales podían integrarse en ninguna estructura estatal, sino que debían mantener, al menos de manera formal, su independencia." (*)

No fue hasta la llegada al cargo de delegado nacional de deportes de José Antonio Elola-Olaso, en 1956, que esta estructuración inició un lento proceso de moderación.

En este contexto es en el que el Montjuïc, para poder hacer el traslado del local de la calle de la Exposición a la nueva morada social del 'Chipirón', se ve obligado a realizar una serie de trámites que no se habían cumplido en los años iniciales de la entidad; y más específicamente el de su inscripción en el registro de asociaciones del gobierno civil de Barcelona.

Los detalles de la investigación

Entre estas diligencias que se deben realizar, el gobierno civil encarga una investigación 'política' de los componentes de la junta directiva del Montjuïc. El jefe del servicio encargado del cometido es José Muñoz que, por aquellas coincidencias que se dan, es el mismo militante de la falange que ya encontramos inscribiendo al Club Natació Montjuïc en la FCN, actuando como 'Jefe de Deportes de Educación y Descanso', su anterior destino.

La lista de los investigados se corresponde con la junta que el propio club ha declarado como vigente en el mes de diciembre de 1949, cuando se realizan estos trámites:

A la izquierda, oficio de José Muñoz acompañando la entrega de los informes al gobernador civil.
A la derecha, listado de la junta directiva del Montjuïc entregada por el club al gobierno civil.
Fuente: Archivo del antiguo Gobierno Civil de Barcelona

En el cuadro que sigue podemos ver extractados los datos más significativos de los informes individuales realizados por José Muñoz:

Fuente: Elaboración propia

Por razones del espacio disponible hemos empleado la abreviatura GC para referirnos a la guerra civil española de los años 1936-1939.

A fin de hacernos una idea más exacta de la forma y el contenido de estos informes, reproducimos a continuación algunos de los más significativos:

Informes sobre Epifani de Fortuny, Joan Boronat,
Martí Planas y Vicenç Esquiroz, respectivamente.
Fuente: Archivo del antiguo Gobierno Civil de Barcelona

Observaciones adicionales

La primera apreciación es la de que en el año 1949 este tipo de informe se habian convertido en pura rutina burocrática. Lo confirma que si bien fueron solicitados en diciembre de 1949, la respuesta del servicio de la FET no fue cursada hasta febrero de 1951, cuando ya hacía catorce meses que el gobernador civil, Eduardo Baeza Alegria, había firmado y autorizado la inscripción del Montjuïc en el registro de asociaciones; y algo más de un año que el club ya operaba con total normalidad en el nuevo local del 'Chipirón'.

En relación a las observaciones de carácter cualitativo, es evidente que se pone de relieve el carácter popular y trabajador de los fundadores y directivos de la entidad, cuya posición económica es calificada siempre de modesta. La única excepción corresponde al Presidente de Honor, en Epifáneo de Fortuny Salazar, cuya situación es considerada como buena por razones obvias, tratándose de un hombre proveniente de la burguesía catalana y de la aristocracia del país – hay que remarcar que precisamente en ese mes de diciembre había sido confirmado por el general Franco como legítimo sucesor de la baronía de Esponellà - (**).

Son dignas de ser destacadas las situaciones respecto al pasado conflicto de dos de los miembros de la junta, atendiendo al contenido de los informes:

  • Por un lado se nos entera del caso de Martí Planas, el de mayor edad de todos los fundadores, que a pesar de ser movilizado se afirma que permaneció escondido en su casa hasta el final de la lucha.
  • Por otro lado nos encontramos con la situación de Sebastià Roca, que para no ser movilizado se nacionaliza uruguayo, aprovechando que había nacido en aquella nación, de modo que se pasa la contienda trabajando en el consulado de este país en Barcelona

Finalmente, parece que la relación del jefe del servicio informante, José Muñoz, con Vicenç Esquiroz, como antiguos compañeros del Club Deportivo Mediterráneo, puede tener algo que ver en que no se haga mención de la posición de este último que al inicio del conflicto forma parte de los comités de UGT que toman posesión del Club Natació Barcelona y mantienen su gestión y control, como mínimo hasta finales de 1937 (***).

En definitiva, se cumple el trámite sin mayores inconvenientes. El Club Natació Montjuïc tendrá todavía otra interacción con el gobierno civil de Barcelona, ​​pero esto sucederá unos años más adelante y tendremos ocasión para hablar de ello en su momento.

Memòries del Montjuïc

(*) Publicado en la página 207 en el capítulo quinto del libro 'Atletas y Ciudadanos', coordinado por Xavier Pujadas Martí. Alianza Editorial, Madrid 2011

(**) Decreto del 9 de diciembre de 1949 convalidando la sucesión en el título de Barón de Esponellà a favor de Epifani de Fortuny y Salazar. B.O.E n. 353 del día 21 de diciembre de 1949.

(***) En los primeros momentos de la guerra incivil Esquiroz y Martí Planas ayudaron a esconderse en el local social del C.E. Mediterráneo a un joven falangista de 18 años, recientemente asociado, llamado Ismael Garcia Romeu. Unos dias mas tarde éste huyó y volvió al club una vez terminada la lucha. El propio Vicente Esquiroz, en la recopilación conmemorativa de las bodas de oro del club, lo explica así:

"... un día vino al club un capitán del ejercido ganador de la guerra. Era Ismael Garcia Romeu. La guerra lo había cambiado. Era un hombre de 22 años. Nos comunicó a Planas y a mí, que si algún compañero tenía algún problema de aval político o de encarcelamiento, él se comprometía a declarar lo que habíamos hecho por él años atrás. Y cumplió la palabra..."

/
© Infinity. All Rights Reserved | © RL Disseny Gràfic